11/12/2015

Asamblea General

“Protección de civiles en zonas de conflicto”
Desde comienzos del S. XIX, hemos transigido de un mundo más seguro, pero menos estable, a otro más estable pero mucho más inseguro, en el que cualquier persona puede convertirse en todo momento en un blanco a abatir. El punto de inflexión fue posiblemente la I Guerra Mundial. Desde entonces, la evolución de los conflictos ha devenido en una mayor integración y confusión entre combatientes y población civil, y en un mayor descaro por parte de los actores globales a la hora de incumplir las previsiones de la Convención de Ginebra y sus protocolos adicionales. Durante la I Guerra Mundial las bajas civiles estuvieron sobre el 40% del total de bajas; en la Guerra del Líbano (1982) el número de bajas civiles superó el 80%; y durante la Guerra en Siria asistimos impasibles al uso de arsenal químico, bombardeo de objetivos civiles, colegios de las Naciones Unidas… El escenario tendencial es un aumento impune de las víctimas civiles durante conflictos, y el objetivo de la Comunidad Internacional ha de ser evitar esta nueva forma de hacer la guerra cada vez más despiadada.

PAÍSES

Rusia                                                    Reino Unido                          Grecia                                 Cuba

Ucrania                                                  Noruega                               EEUU                               Uruguay

Bosnia Herzegovina                             Francia                               Turquía                               Brasil

Bolivia                                                       Siria                                  Pakistán                             Jordania

China                                                     Kazajistán                             India                              Arabia Saudí

Irán                                                          Japón                            Palestina (obs.)                       Israel

Corea del Norte                                     Egipto                                  RDC                                   Etiopía

Sudán                                                     Rwanda                           Sudáfrica